Liceo Kelvin Obrero Paz traerá tranquilidad y más beneficios a estudiantes de Los Frailes

Como una gran ayuda para Los Frailes definió Orquídea Encarnación el Liceo Kelvin Obrero Paz. Asegura que el nuevo plantel traerá tranquilidad y más beneficios a los estudiantes del sector.

Expresó que nunca pensó que tendrían una obra tan útil. Hoy el presidente Danilo Medina pondrá el plantel al servicio de los residentes en San Bartolo de Los Frailes.

“Esto nos llegó de sorpresa” 

“Nunca pensé que vería este liceo. Esto nos llegó de sorpresa”, afirmó Orquídea.

La joven madre tiene dos hijas, de 16 y 19 años de edad, así como un varón de 19 años. Todos ellos estudiarán en este nuevo plantel del municipio Santo Domingo Este.
“Nuestro Presidente nos está ayudando”

Con rostro de alegría, afirma que se siente muy bien con el nuevo liceo. “Este liceo, nos hace muy bien a los padres y los hijos van a estar cómodos y tendrán su comida allá”.

Dijo que ahora los adultos podrán trabajar y echar adelante, “porque nuestro presidente nos está ayudando”.

“Monte y culebra” es cosa del pasado

Relata que el espacio donde se construyó el Liceo Kelvin Obrero de Paz era un terreno de “monte y culebra”. La rehabilitación del espacio además de combatir la delincuencia les proporcionara una mejor educación.

“Me siento bien que se haya cambiado de un monte a una escuela, porque así se termina la delincuencia”, dijo.

Destacó que el que no quiere estudiar ahora es porque no quiere. “¡Porque escuelas sí hay!”. “Lo que ha hecho el presidente Danilo Medina, no lo ha hecho nadie”.

Padres tendrán más seguridad para sus hijos 

De su lado, Mónica Cabrera, dice que enviará a una hija de 15 años y un hijo de 16  al nuevo plantel. Ve con buenos ojos la ejecución de esta obra en el barrio porque favorecerá a todos sus moradores.

“Esto nos favorece porque aquí vamos a enviar nuestros hijos y tendremos mayor seguridad”, indicó Mónica.

“A mí, la Jornada Escolar Extendida me favorece. Como yo soy madre soltera, para mi va a ser una ayuda muy grande, gracias a Dios”.

No más aulas estrechas y sillas rotas

En tanto, Ismel Germán, un joven que estudiará en el Liceo Kelvin Obrero de Paz, afirma sentirse satisfecho. Tiene 16 años de edad y cursará el tercero de bachillerato.

Relata que antes estudiaba lejos de su casa, en aulas estrechas y se sentaba en sillas rotas. Se alegra de que esas calamidades quedaran en el pasado.

Laboratorios de física, química e informática

Dice que estudiar ahora será mejor porque habrá laboratorios de física, química e informática. De igual modo, valoró las dos canchas de básquetbol que tendrán.

“Tendremos muchas cosas más que no teníamos en la otra escuela”, indicó Ismel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s